Bg

La jornada había comenzado el día sábado para los triatletas con la charla técnica de rigor, el retiro del kit de competencia y la invasión del parque cerrado, de tres cuadras y media, con las bicicletas de los deportistas.

La “Fuerza Naranja” en todo momento estuvo reunida para realizar estos trámites, encabezados por la experiencia de Matías Brain, que los aconsejaba frente a las muchas preguntas de sus pupilos.

La jornada dominical comenzó a las 7:00 con el ingreso de los deportistas al parque cerrado para chequear los últimos detalles de su equipo. Zapatillas, traje de agua, toalla, talco, gel, power bar, entre otros, eran los detalles que meticulosamente preparaban los triatletas.

Pasadas las 7:30 la gran mayoría se encontraba en las calmas aguas del Lago Villarrica, calentando y botando los nervios con las primeras braseadas del día. La marea naranja se ubicó en un sector a calentar en grupo antes de la prueba, compartir apreciaciones, y en muchos casos a matar ese sentimiento de temor que produce enfrentarse a un Ironman 70.3.

 

A las 8:00 en punto comenzaron a largar los primeros triatletas. Las categorías, identificadas por el color de la gorra de baño, comenzaban a agitar las calmas aguas del lago, que a diferencia del año pasado estaba ideal para la prueba de natación, en general en clima se comportó de la misma forma, la mayor parte de la carrera estuvo nublado y con una agradable brisa.

Los 1,9 kilómetros de nado se desarrollaron sin mayores inconvenientes, uno a uno salían del agua en dirección al parque cerrado, para rápidamente subirse a sus bicicletas y comenzar a mentalizarse para los 90 kilómetros de pedaleo.

Durante esta etapa de la competencia y a sólo 10 kilómetros del parque cerrado, el triatleta Iván Pérez, comenzó a sentirse mal, se bajó de su bicicleta, se sentó a la orilla del camino, extendió su cabeza hacia el cielo y, lamentablemente, sufrió un paro cardiaco. La primera persona en darse cuenta de la situación, fue Juan Narea, socio de nuestro Club, que además es médico.

Narea le presto los primeros auxilios en la reanimación, durante 20 minutos más o menos, hasta que el helicóptero de la organización se lo llevó al hospital de la zona.

Lamentablemente, este hombre de acero argentino, perdió la vida y enlutó la competencia, dejando a su mujer e hija completamente desconsoladas. Como Club lamentamos profundamente su partida y esperamos que sus familiares encuentren pronto el consuelo de haber perdido a ese gran Ironman.

Pese al accidente la carrera se siguió desarrollando y al igual que al resto de los 924 triatletas, Narea, continuó y terminó su participación en el Ironman 70.3 de Pucón.

El pedestrismo en la península comió las piernas de más de uno y les pasó la cuenta a varios. En general los triatletas del Club hicieron frente de excelente forma a este duro circuito, constantemente apoyados en ese sector por sus coach, Medina y Brain, los cuales con palabras de aliento y constantes recomendaciones, levantaban los abatidos cuerpos de sus alumnos.

El primero en cruzar la meta fue Guilherme Manocchio, con un tiempo de 4:01:59, seguido por Santiago Ascenco, con un crono de 4:06:32 y cerrando el podio, Michael Lovato. En varones del Club, Edgardo Opazo fue el más rápido con un tiempo de 4:37:28.

En damas, la primera en quedarse con los laureles de Pucón fue, Carla Stampfli, quien marco 4:38:03, seguida muy de cerca por Valentina Carvallo y Heather Gollnick. En el caso de las mujeres del Club, Casas fue la más veloz congelando el cronómetro en 5:34:25.

Si bien nuestros triatletas habían quedado exhaustos por la competencia, motivos para celebrar sobraban. Matías Brain, los reunió a todos en el Hotel Pucón donde compartieron amenamente de una excelente cena, ideal para reponer fuerzas.

Durante la cena, Matías Brain, felicitó a todos y cada uno de los que hicieron frente al Ironman de Pucón 70.3. El arduo entrenamiento, las pocas horas de sueño y el apoyo incondicional de sus cercarnos, fueron algunos de los factores que les permitieron estar en “la carrera más linda del mundo”.

Brain, también felicito a los más de 50 niños y promocionales que participaron el viernes. Veintiocho niños siguen en Pucón, en el campamento de verano que los prepara para el resto de las competencias que quedan en el calendario nacional de triatlón. La más próxima, Pucón el domingo 22 de enero.

 

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink