Bg

Las maratones se están masificando alrededor de las principales capitales y ciudades del orbe, New York, Tahíti, Nápoles, Paris, Turín, sin ir más lejos, Santiago, son algunos de los ejemplos. Pero sin duda que una maratón en la Isla de Pascua es completamente diferente, tiene una mística distinta y la experiencia es única.

José Luis Navarrete, miembro del Brain Team, participó por primera vez en la maratón de la isla, resaltando las diferencias que existen con las maratones “convencionales”. “Hay varias cosas que la hacen distinta; fundamentalmente el paisaje maravilloso, el entorno, el estar corriendo en una Isla pequeña casi sin señales de tránsito, con nulo tráfico vehicular donde de pronto te cruzas con un caballo o una vaca que anda pastando….todo esto  rompe el esquema de las maratones tradicionales”, señaló José Luis.

Los circuitos son totalmente distintos, el paisaje, la soledad y el contacto con la naturaleza, son algunas de las cualidades que destacó José Luis, “sin duda que el entorno, los paisajes, la mística del lugar y los circuitos son muy buenos escenarios para una maratón; ahora, la parte logística es complicada, esto lo deben tener presente los competidores habituales, con el fin de que no se generen expectativas de encontrarse con la organización habitual de las maratones más conocidas pero, en resumen, todas estas variables la hacen claramente una maratón “diferente” que hay que vivir”, recalcó Navarrete.

La experiencia es completamente opuesta a la que se puede llegar a experimentar en alguna de las corridas convencionales, “el circuito consiste en ir y volver desde Hanga Roa a Anakena y, en general es muy complicad, desde ya los primeros 10 km tienen un 80 por ciento que va entre falso plano y subidas; de ahí hasta Anakena, siguen apareciendo cada cierto tiempo algunas subidas pero, lo peor viene al regreso de Anakena, donde te encuentras con una subida constante de aproximadamente 2 coma 5 kilómetros, que te desgastan enormemente las piernas. Muchos competidores terminan esta parte caminando. Sin duda que este tramo me afectó fuertemente porque comenzé a sentir calambres desde los 25 kilómetros en adelante. Aquí sin duda que el apoyo de mi Señora y mi Madre, que me acompañaron en camioneta, fue clave para sobrellevar los momentos más críticos y donde parecía que las fuerzas no iban a alcanzar”, señaló Navarrete, miembro de la “Fuerza Naranja”.

Los isleños no fueron indiferentes al evento, y con exponentes en las distintas categorías, dieron que hablar por su buen nivel demostrado en las competencias. “Muchos niños y adolescentes con grandes aptitudes, de hecho obtuvieron bastantes figuraciones en las distintas categorías. En maratón los participantes de la Isla eran los de la Armada y anduvieron bastante bien”, explicó Navarrete.

José Luis confirmó que existe la posibilidad de volver a competir en la maratón de Isla de Pascua, ya que no quedó conforme con su tiempo, pese a que salió séptimo en la general y 2º en su categoría (40 – 44 años), cronometrando 4 hrs. 12 min. De momento, está enfocado en la maratón de Chicago, que se realizará en octubre de este año.

Enviamos nuestras felicitaciones a José Luis Navarrete y esperamos que el próximo año, si es que asiste a correr a la Isla de Pascua, descuente minutos. Por ahora, a concentrarse en sus entrenamientos para llegar completo al evento en Chicago.

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink