Bg

Me inscribí mayo de 2013 al BrainTeam como colaborador del Banco CorpBanca. Mirando hacia atrás me doy cuenta que ha pasado menos de un año y ya corrí una maratón! El camino y el cambio fue asi… De haber corrrido una vez 10 k como hace 4 años, me inscribí en Julio 2013 a los primeros 15k Scotiabank. Corrí con mi hermano Alberto, triatleta UC con años de experiencia, recuerdo que llegué apenas y medio fatigado…fue durísimo pero su apoyo fue clave y me demostró que con esfuerzo se podía llegar a la meta. Después también corrimos juntos los 21km en la Santander Techo (Agosto 2013) si bien estaba mas preparado, a estas alturas el tiempo (2:01) y el ritmo de carrera no significaban mucho para mi….El objetivo era llegar al km 21, disfrutar la carrera y seguir creciendo! Con el tiempo baje de peso (11 kg aprox.) me alimente mejor y se empezaron a dar cambios positivos que reafirmaban el camino. Seguí entrenando constantemente y me preparé con mi profe Benjamin Maturana (BrainTeam) para terminar el año con unos 21k bien dados en Maratón Costa del Pacifico, disfrutar la carrera y mejorar tiempo terminando en 1:44 min., todo un logro! Si había llegado a los 21k por que no podía intentar la maratón? Me inscribí con un poco de nervio sin saber bien en que me estaba metiendo y me fui preparando para el gran día. Domingo 6 de abril, 6:00 am tomando desayuno, siguiendo todos los tips del día de la carrera, la casa totalmente en silencio, los niños y la Cata duermen, me pasa a buscar Sebastian Salgó (Seba) en taxi luego pasamos por Sergio Zapata, ambos compañeros del team y del banco. Aun de noche y con frío el metro se llena de gente camino a la maratón, me encuentro con mi cuñado Rodrigo y su hermano Marcelo con quienes pasamos la ansiedad previa de la carrera. Metro U. de Chile salimos a la superficie con neblina y el frío era intenso, pero era emocionante estar viviendo ese momento ¡Ya estábamos ahí para desafiarnos nuevamente! Ya encajonados, a las 8:20 am. se dio la largada, un alegre y fuerte abrazo entre partners y nos encaminamos al pórtico para dar partida a nuestros relojes, sabíamos lo que significaba estar ahí y que cada uno debía correr su propia carrera. Había mucha gente…Sergio se nos perdió ya en el primer kilometro seguí junto a Seba, recién en los 3K logré que se me pasara el frío en las manos y por fin el cuerpo ya había entrado en calor. El recorrido ya lo conocía, había hecho los 30K tres semanas atrás por ahí, pero ahora no estaba entrenando, sabia que debía manejar la ansiedad para enfrentar digno los últimos kilometros, fije mi ritmo de carrera en 5:10 ya en los 5k saliendo del Parque O’Higgins. Ya sabia que no debía perderme ningún punto de hidratación y los gel estaban calculados según mi tiempo (no me cabían mas en el bolsillo), con esa claridad enfrente la subida de Av. Matta ya se veía gente en las calles, los bomberos saludando y apoyando, mantuve el ritmo. Llegando al Estadio Nacional doblamos por Av. Campo de Deportes, vi a alguien que ya tenia los primeros dolores musculares y yo pensaba en lo mucho que faltaba aun, seguía cuidando mi ritmo de carrera. En el 13k (Antonio Varas) se generaron los primeros cambios, me acorde que por la vereda derecha iba a estar Goyo y Andrea (team CorpBanca) esperándonos para darnos animo y las fotos de rigor, le recordé a Seba y nos movimos a la derecha, los vimos, golpeamos las manos entre gritos de animo y seguimos adelante! Fue un primer golpe de energía! De ahí comencé a acelerar el ritmo a 4:50 y lo mantuve por un rato, sabia lo que estaba pasando. Busco a Seba mirando hacia atrás, ya comenzaba a alejarse, un par de señas para saber si el estaba bien, recibí el ok y entendí que era el momento de que cada uno debía hacer su carrera. En Pocuro pasaron a lado mío los 4 punteros de los que corrían 21k y se se escuchaban los gritos de esa carrera, que claramente era a otra velocidad y me dije tranqui a mi me queda para rato, baje el ritmo a 5:00 y lo mantuve por los Leones hasta Rodrigo de Araya, en el kilometro 20 me encuentro con mi cuñado Rodrigo que iba haciendo su carrera, me grita y me da animo, yo había pasado concentrado sabiendo que ya se venia el interminable Vespucio con una engañadora pendiente. Llegue a Vespucio y fije el ritmo nuevamente en 5:10 a esas alturas iba disfrutando la carrera, la gente al borde te gritaba y te daba animo, el sol comenzaba a verse, muchos niños y familias con carteles apoyando a los corredores todo era un espectáculo!, descubrí que golpeando las manos de la gente y sobre todo de los niños me daban una fuerte inyección de animo, ese gesto me conectaba con mi familia y pensaba en mis niños, sabia que había una posibilidad de verlos mas adelante y así enfrenté el temido muro en los 30k en cruzando Kennedy, ya no podía mantener el mismo ritmo y comienza la batalla sicológica de la maratón, bajé a 5:20 y comenzó la lucha. Doble en Fco de Aguirre sabia que estaba la posibilidad de ver alguien de mi familia, solo el pensar un encuentro me hacia emocionarme y me faltaba el aire, trataba de concentrarme…salude a la Maite Barros ( sobrina) y su papa Manuel, fue un nuevo golpe energético! (Gracias!) 33k, comienza la tan ansiada bajada por fin por Escriva de Balaguer! Pero siento que las piernas comienzan a trabajar diferente, el alivio de lo que significaba la bajada no era tal, si no que te recibia con dureza y el ritmo baja nuevamente. Mi hermana iba a estar en el Parque Bicentenario, la busco, la miro entre la gente y no la encuentro, me costaba enfocar la mirada y no podía detenerme….mientras el ritmo bajaba a 6:10 y se sentía cada golpe en el pavimento. Pienso en el trabajo mental que debía hacer, me quedaban kilometros, veo como al lado mío pasan algunos corredores que en el comienzo de la carrera yo había pasado y me baja la frustración “esto no puede estar sucediendo” pienso “yo estoy entrenado”, ahí comencé a entender la maratón y le tome el peso….el diagnostico era claro tenia cansancio mental y físico. El playlist de canciones se empieza a repetir y el efecto motivador de la música ya no es el mismo, decido apagarla. En el K38 (bajando por A. Bello) me duele la rodilla izquierda, el cuello y el tobillo por lo apretado de los cordones, (después entendí que los pies se hinchan un poco), pare un poco mareado y me solté los cordones y ahí me alivie un poco, eso me dio un nuevo aliento. “Vamos que se puede me gritaban, ya la hiciste”.Al lado veía como también otros quedaban sin poder seguir. De ahí en adelante logre subir el ritmo a 5:40, el tiempo general que marcaba mi reloj aun estaba dentro lo que yo esperaba hacer, sabia que quedaba poco, que no podía bajar y que lo estaba logrando!, se sentía el ruido de la meta y la alegría…la gente te sigue dando animo apostada en los últimos 2km, le metí los últimos metros, ya a esas alturas el cansancio físico no se sentía…solo miraba el pórtico de la llegada y así cruce la meta!!! La emoción y la alegría eran indescriptible, caminando con ganas de llorar caí en la cuenta de lo que había hecho! Mi primera maratón! Gracias a mis familia por la paciencia para los entrenamientos ya que estos se robaron al papa unas horas a la semana y a la gente que me apoyo durante la carrera. A mi hermano Alberto, por la fuerza que me dio en las primeras carreras y ahora entiendo su esfuerzos y sus logros deportivos! Y mi entrenador Benja Maturana por su apoyo y su dedicación es un maestro! Y ahora? Bienvenida Maratón de Buenos Aires 2014!!!

 

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink