Bg
Amigos;
Mientras pienso como partir esta pequeña nota, se me vienen a la cabeza un muchas ideas y recuerdos de la locura que acabamos de hacer.
Hace casi un año mientras estaba de vacaciones, recuerdo que recibí un correo de mi amigo Carlos Baudrand, dando cuenta del resultado de Santiago Baudrand, “El Santy”, en el Kids Challengue del Triatlón de Pucón 2013. En ese correo, Carlos nos transmitía lo emocionante del ambiente y lo maravilloso de la carrera, el correo terminaba diciendo,.. “esto tenemos que hacerlo“. Sin mucha reflexión dije Si,.. Sin tener muy claro de lo que eso significaba.
Problema Nº1,.. Como le explicaba a mi familia de esta nueva locura?,.. Había pasado de correr maratones, donde la última que había corrido Berlin y me estaba preparando para correr la ultramaratón  de la Patagonia de 84K;
Problema Nº2 no sabia nadar; y
Problema Nº3 no tenia bicicleta.
A contar de Junio de 2013 comencé a entrenar, partimos con la Natación, pista 1, comenzamos con lo básico, “mete el brazo, respira cada 3 brazadas, relajare,.. en resumen un suplicio, donde uno sabía que tenia que entrenar 2 veces al día, paz tener éxito. En suma una disciplina increíble, mucho mas dura que todo lo que había hecho antes. Recuerdo cuando recibí el primer plan de entrenamiento, estaba seguro que David estaba loco,.. Que eso no era posible de hacer, que jamás pasaría a pista 2 y que los de pista 3 eran de otro planeta.  Poco a poco fuimos avanzando, increíblemente el cuerpo se va acostumbrando a todo, y que era posible hacerlo.
La bicicleta no fue muy distinta, primero  tuve que conseguir una, iba a las tiendas y no encontraba nada para mi porte,.. El ser “Chico” era una desventaja, pero finalmente con Matías logré conseguirla. Luego que la tenía, comenzó el tema de ponerse el traje,.. Me negaba a ponerme esa tenida, parecía una prieta. Pero el primer sábado ue fui a entrenar, me di cuenta que todos estábamos en la misma, y que éramos igual de ridículos. Ese primer entrenamiento, David nos hizo hacer 90K,.. Llegue muerto y pidiendo perdón por lo cansado, era incapaz de caminar al auto después. Recuerdo que pensé que “no era posible correr 21K después de andar en bicicleta”.
Los meses fueron pasando y de a poco la cosa mejoró, pero siempre con la incertidumbre de, ¿seré capaz de hacerlo los tres deportes juntos?.
El primer desafío en serio fue el Triatlón de Coquimbo, un olímpico. Los días previos estaba muy nervioso por el nado, que definitivamente era mi parte mas débil. Llegue a la carrera y entré en pánico, las boyas se venían muy lejos, la charla técnica un desastre, todos  decían que esto era un riesgo, y yo ahí, con mis Partners Charly, Duke y Piti Sorens,.. Sin mucho mas que hacer,… Tenemos que aperrar.
Para relajarnos Ian nos recomendó nadar en el mar, cosa que hicimos, la verdad buena idea, se bajan las ansiedades. Preparando las cosas en la noche, Ian se da cuenta que había perdido sus anteojos y yo, de buena onda, le preste los míos,… Graso error. Nos levantamos a las 7, tomamos desayuno y nos fuimos a la carrera. El mar se veía muy calmado , pero a medida que pasaban los minutos el viento hacia de las suyas. Veo salir a Ian del agua y le grito que no se olvidara de mis anteojos,…. Ups… se le cayeron en el mar y no los tenía,.. En suma no tenia anteojos para correr, a conseguirse unos urgente.
Parte mi categoria, no veía nada, los anteojos que me conseguí, le entraban agua por todos lados. Nadar los 1.500 metros fue un calvario, lo pase mal. Salí de los últimos y traté de recuperar el tiempo perdido en l Bici, pero ya estaba solo, no tenia nadie con quien “trabajar” en la bicicleta y a pedalear esos 40K. En el trote recuperé bastante y termine muy cómodo, pero con muchas lecciones aprendidas de que hacer y que no. A entrenar mas de cara a Pucón.
Decidí tomarme la semana previa del Ironman de vacaciones, para organizarme y ajustar los últimos detalles, quería disfrutarla, no tenia mayores expectativas que disfrutarla y pasarla bien. Todos me preguntaban que cuando tiempo quería hacer, yo sacaba las cuentas y decía 6;10 / 6;15, para no presionarme, pero todos decían “Nooo, seguro que haces menos de 6 horas,.. Pero no quería presionarme”. En mi fuero interno decía 40 minutos nadando, 3 horas de bicicleta y 2 de trote, mas 10 de transiciones 5;50,.. Pero eso me lo guardaba para mi.
Llegó el gran día, habíamos entrenado y solo quedaba que esto partiera. Me puse el traje, la mañana estaba a pedir de boca, el lago calmado y sin viento. Todos me daban consejos, .. que cuidado con las patadas y los braceos de los vecinos.., …que andante mas adelante.., …que mas atrás,.. Cada uno con su “libro de consejos”. Al lado mío mi  gran amiga la Nicole Aljaro,.. Me mira y me dice ” Mi hermano ha corrido varias de estas y Pucón también, andante por la izquierda al lado de las boyas,.. Por ahí no va nadie“. Ese fue el único consejo se decidí seguí. Solo el pito de la salida, y hice exactamente eso, por la izquierda, gracias a dios  no me topé con nadie, la natación fue perfecta, salí del agua en 38 minutos, muy tranquilo y haciendo lo planificado. Check 1
En la bicicleta, nuevamente el clima de lo mejor, una mañana maravillosa y seguíamos sin viento, me sentía un poco con las piernas cansadas , pero ya estaba fuera del agua, ahora a resistir. En el kilometro 10K me encontré con Luis Gallegos, quien me da otro consejo,.. “Tranquilo, deja piernas para después, no te revoluciones“. Hice exactamente lo que Luis dijo, lo fui siguiendo toda la ruta, a 15 – 20 metros atrás, que no se me arrancara mucho, yo sabia que Luis pedaleaba muy bien, y que si yo era capaz de seguir el ritmo, sería una excelente carrera.  Acá quiero detenerme a comentarles algo, la sensación de apoyo de equipo, cada BT o Harriers con quien uno se cruzaba en la ruta, te un aliento increíble, eso se valora mucho, se necesita siempre. Terminé la bicicleta en 2:53,. Check 2
Ahora venía la parteque era mas habitual para mi, el correr, pero nunca lo había hecho en esas condiciones. Me sentí desde el primer minuto muy bien, entero y feliz, quería por un lado terminar, pero por otro seguir disfrutando de la carrera. Es indescriptible lo que se siente cuando la gente, tus amigos y tu familia te dan aliento, de solo recordarlo se me ponen los pelos de punta, disfrute cada minuto de esas interminables subidas y bajadas, cada aplauso a la entra a pucón era una inyección de adrenalina.
Pasé la meta de la mano de mis 3 hijos,… Había hecho 5;29;44,… Un tiempo increible, y lo mejor de todo estaba súper entero,…. valió la pena cada minuto de entrenamiento.
Muchas Gracias a todos los BT y Harriers que me apoyaron, especialmente a David, Ian, Matías y Mauro, por los consejos y apoyo, me siento orgullo de pertenecer a este equipo de amigos, y especialmente a mi equipo los Harriers.
Mario Diemoz
  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink