Bg

Paris, sin duda una de las ciudades más lindas del mundo, y en esta ocasión se transformaba en el escenario para mi segunda maratón, mi segundo gran desafío de este tipo y que te enfrenta contigo mismo, poniendo a prueba no solo tu fortaleza física, sino que por sobretodo la fortaleza mental y la voluntad.

La carrera se desarrollo con no mas de 6 grados de temperatura, lo que sumado a los 28 minutos que tuve que esperar para pasar por el pórtico de partida, me hizo más duro el comienzo del trote. Además de que resultaba difícil ir abriéndose camino entre todos los corredores y poder tomar desde un inicio el ritmo de competencia.

A lo largo del camino, se corría acompañado de muchísima gente que con cada grito de aliento te daban energías para seguir adelante. Incluso, más de algún c-h-i por parte de extranjeros recibi a lo largo del camino y sin duda que eso me ayudaba a seguir adelante.

Hasta el kilómetro 21, todo iba según lo planificado aun cuando no lograba sacarme el frio de encima, sin embargo, después de eso empecé a sentir molestias musculares que me preocuparon, pero que pensé podría manejar.

 

Lamentablemente, después del kilometro 30 los dolores empezaron a aumentar y las ganas de abandonar la carrera empezaron a crecer con el paso de cada metro, veía a la vez como mi ritmo de carrera iba empeorando y mi objetivo se seguía alejando, los dolores se hacían insoportables, pero el orgullo y la voluntad podían más y había que llegar a la meta como fuera. Lo que finalmente hice con mucho esfuerzo y pensando en todo lo que había sacrificado para estar ahí, en todo lo que había entrenado y en las personas importantes para mi, que me apoyan y me dan ánimo para hacer todo esto…..y adivinen qué…….lo logre…..CRUCE LA META!!!!!!


Sin lugar a dudas, mi segunda maratón fue todo un aprendizaje, cometí errores de los cuales aun estoy sacando lecciones y que seguramente me servirán de aquí en adelante para los nuevos desafíos que me proponga.

Si bien el tiempo no cumplió con las expectativas que me había propuesto, y eso me desmotivo en el momento de la carrera, hoy me siento feliz por haber sido capaz de llegar a la meta a punta de voluntad y sabiendo que tendré nuevas oportunidades de ponerme a prueba, con un poco mas de experiencia para poner en práctica.

Definitivamente, el Maratón de Paris es una carrera que les recomiendo realizar, hacer algo que a uno le gusta tanto y rodeado de todos esos lugares increíbles es sin duda una excelente combinación.

Saludos desde Europa.

Gonzalo.

 

 

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink