Bg

Por la revancha del 2012

El maratón de Nueva York 2012  iba a ser mi primera maratón que lamentablemente no pudimos correr por el huracán Sandy.

En ese momento junto a mi marido Carlos y mis grandes amigos Maida y Tomy decidimos pertenecer al Brain Team para emprender el tremendo desafío de la maratón de NY 2013, que para esa altura sería mi tercera maratón. Desafortunadamente luego de tanto esfuerzo, constancia y perseverancia en el running, sufrí una fractura por estrés, lo cual me dejaba fuera del maratón, de mi gran sueño!

Al llegar a NY y luego de dos meses y medio sin correr, en el bus la Sra. Albertina Zúñiga de 80 años cuenta que ha corrido 51 maratones, decidimos que debía correr y que lo único que estaba como objetivo era terminar la maratón, sin importar las consecuencias que esto implicará para mi lesión!

Así partió el gran día, donde el frio y las largas horas de espera para la partida, me hacían pensar en todo el camino recorrido los entrenamientos, los amigos que había encontrado en el running y todo el apoyo y cariño que recibí cuando me fracture

Ya en el kilómetro 8 de detuve a sacar fotos de la tremenda fiesta estaba viviendo y que no podía creer que juntó a todos esos corredores emprendía ese gran camino.

En ese momento solo pienso en llegar a los 20km, al llegar aún me siento bien, pienso en Carlos y me ánimo, sé que me estará esperando y que cumplirá su objetivo.

Al llegar al kilómetro 27, ya no me siento bien, tengo muchas ganas de vomitar, parte un dolor en mi pie; sin embargo el público me anima, me grita y se que nada es imposible que debo llegar, que todo se puede. En los kilómetros siguientes ya no puedo más y debo caminar, se que todavía falta y intentó avanzar, me esperan en la meta y no puedo fallar. De ahí en adelante camino y troto, los kilómetros pasan lentamente, me alienta el público y un par de corredores.

De ahí en adelante camino y troto, los kilómetros pasan lentamente, me alienta el público y un par de corredores. Cuando quedan 800 metros, no lo puedo creer, veo la bandera de Chile y me ánimo, al fin llego a la meta! no lo puedo creer, me siento muy mal pero sonrió y lloro por lo logrado.

Lo único que les puedo decir es que nada es imposible, que siempre se puede y que correr es vida!

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink