Bg

Pensando en la preparación para Pucón 2012 el 70.3 de Penha se presentaba como una buena carrera para evaluar cómo iba el entrenamiento. Así fue como decidimos inscribirnos junto a Dan Dvorquez, Eduardo Bianchi, Guillermo Acuña, Paul Beelen (no pudo viajar) y finalmente se sumó Juan Felipe Torres.

El entrenamiento se ponía más serio pues mi primer 70.3 se acercaba. El objetivo era claro: llegar a la meta!!!

Según lo que hablamos con el coach (David Medina) para el primer triatlón sólo debía enfocarme en terminar y después podríamos empezar a trabajar en mejorar los tiempos.

El entrenamiento durante el invierno fue duro, nadar a las 6:30 am y correr hasta tarde en la noche con frío, a veces con lluvia, rodillos, pocas horas de sueño y lo más difícil…dedicarle menos tiempo a la familia, pilar y apoyo fundamental para este deporte.

Y llegó el día de partir. La emoción era evidente. 5 días de vacaciones con los amigos para correr mi primer 70.3!!!

La organización de la carrera estuvo perfecta. La gente sonriente y siempre dispuesta a ayudar.

Las transiciones se hacían en lugares distintos y debíamos entregar todo en bolsas por separado que la organización se ocuparía de preparar para la carrera. El día viernes entregamos las bicicletas con 2 bolsas: una con todo lo necesario para el pedaleo (zapatos, cascos, etc.) y otra para el trote (zapatillas, alimentación, etc.). No se nos podía olvidar nada.

El pronóstico del tiempo para la carrera era perfecto, nublado durante la mañana, temperatura entre 15 y 18ºC y con probabilidades de lloviznas a la hora del trote.

En la mañana, los últimos arreglos, revisar la presión de los neumáticos, llenar las botellas de agua, traje de agua listo.

Me llamó la atención la calma con la que esperé la largada y creo que sólo se explica por la tranquilidad de haber hecho todo el entrenamiento programado. Por eso….gracias Coach!!!

La largada sería masiva por lo que de una u otra forma tenía que sacar ventaja en el agua que es mi fuerte por lo que decidí largar adelante. Sonó la sirena y comenzó la locura.

Todos al agua tratando de hacerse un espacio. En los primeros 100mts me di cuenta que iba muy frenado y podía nadar más rápido. Recordé lo que David me dijo en muchas ocasiones: “hay que avanzar como sea aunque signifique pasar por encima de otros nadadores”…y así fue!!! En la mitad de la natación me di cuenta que había sacado ventaja y probablemente iba en el primer tercio pues delante no se veían muchos competidores. Al salir del agua….primera sorpresa, 32 min…6 min menos de lo que tenía planeado.

El circuito de bicicleta se veía trabado y confuso pues los 90K se hacían en 6 giros de 15K cada uno con poco espacio para adelantar. Lo bueno…todo el tiempo habían corredores en todas direcciones haciendo más entretenido el pedaleo y la posibilidad de ver pasar a los elite.

La transición 2, excelente. Nuestras bolsas estaban en el lugar donde debían y había mucha gente ayudando.

Faltaba lo más difícil….el trote. No había corrido ni 1K cuando empecé a sentir los calambres en los cuádriceps. Cada vez eran más intensos hasta que no logré seguir. Pensé que no iba a ser capaz de quitármelos. Elongación y masajes por unos minutos hasta que logré comenzar a correr nuevamente. Suave por los siguientes 3K hasta que logré retomar el ritmo al que estoy acostumbrado.

El pronóstico del tiempo se cumplió y la llovizna ayudó a refrescar durante casi una hora.

Al llegar a los 18K no lo podía creer, estaba a punto de terminar la carrera pero me tenía que cuidar pues los calambres estaban ahí, en cualquier momento salían y no me dejaban terminar.

La emoción de llegar a la meta es única y creo que sólo la conocen los que han logrado cruzarla.

Los amigos esperando para celebrar como si cada uno de nosotros hubiese ganado…y creo que algo tiene de cierto porque gran parte de la competencia es con uno mismo.

La carrera estuvo perfecta! Corrí según lo planeado con un tiempo final de 6hrs 13min. La transición 1 la hice muy lenta por lo que podría haber llegado en 6:10 pero el objetivo principal estaba cumplido: terminar mi primer 70.3.

Ahora, a seguir entrenando y prepararse para Piedra Roja y Pucón 2012.

 

  • Mitsubishi Motors
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

  • Orca Chile
  • TRI Energy Drink